Bella y Genial
Bella y Genial

Una europea revela los mitos y verdades de vivir en China siendo extranjera

Si mudarse de país es difícil, imagínate hacerlo a uno asiático, en donde no solo estás lejos de la tierra que te vio nacer y de tus afectos, sino que te topas con una cultura totalmente diferente que no deja de sorprenderte a cada paso. Experiencias hay muchas y de todos los tipos y nuestra colaboradora Julia decidió compartirnos la suya viviendo en China, cuando un viaje de negocios de un año se convirtió en una mudanza permanente, ¡con nuevo esposo incluido!

En Bella y Genial nos intriga conocer sobre otras naciones con tradiciones tan opuestas, y que mejor que descubrirlas de la mano de quienes lo experimentaron. Veamos que nos contó Julia.

Así comenzó mi travesía

Cuando me ofrecieron hacer un viaje de negocios a China de un año de duración, acepté sin dudarlo. En ese momento ya estudiaba chino, veía videos sobre China en YouTube y estaba segura de que estaba preparada para lo que vendría.

La primera sorpresa estaba esperándome en el aeropuerto, y resultó ser agradable. Pueden encontrarse fuentes de agua potable en algunos aeropuertos internacionales. Pero en China, fueron más allá: ¡resulta que tienen agua caliente en todos los lugares públicos! Es decir, no solo puedes beber un poco de agua, sino también preparar unos fideos instantáneos, por ejemplo.

Bingtanghulu: espino u otra fruta en un palo y cubierta de caramelo.

El siguiente shock estaba esperándome en una estación de trenes, cuando ni siquiera me permitieron entrar al edificio con un boleto electrónico. Resulta que solo puedes ir allí si tienes pasaporte y un boleto de tren válido a tu nombre. Y nada de acompañantes hasta el vagón o despedidas junto al tren. Pero, por otro lado, no hay elementos sospechosos buscando dónde pasar la noche.

¡Y luego comenzó! Llegué a un pequeño pueblo en el centro de China e inmediatamente comprobé que los europeos actúan sobre los chinos como encantadores de serpientes. Así, por ejemplo, una vez estaba caminando con una falda lápiz ajustada y de pronto escuché un golpe: se trataba de un hombre chino que se había caído de la bicicleta, porque no estaba mirando la carretera, sino a mí. Sí, al igual que en la escena de la película Memorias de una geisha. En ese entonces, yo acababa de llegar, y no estaba acostumbrada al hecho de que en China la gente se viste de manera diferente. Y, por supuesto, también tuve que aceptar que me fotografiaran constantemente, la mayoría de las veces incluso en secreto, sin mi permiso.

Después del primer año me ofrecieron renovar mi contrato, y me di cuenta de que quería continuar explorando este país increíble y diverso. Al mismo tiempo, me dije: “En cuanto termine el año, iré a casa”.

Si quieres hacer reír a Dios, cuéntale tus planes. El segundo año en China trajo muchos cambios a mi vida personal: conocí a un hombre del que no quería separarme, celebramos una boda y, por lo tanto, ahora considero a este lugar mi hogar.

Incluso ahora, después de 3 años de vivir en China, todavía encuentro cosas inesperadas y sorprendentes, y sigo aprendiendo sobre el país y su gente.

Sobre las bodas

  • La sesión de fotos de una boda se organiza antes de la ceremonia (con el vestido de novia). Y son estas imágenes las que luego aparecerán en las invitaciones (que tradicionalmente son en forma de tarjetas electrónicas, no de papel). Aquí no hay ninguna superstición sobre el hecho de que el novio no puede ver a la novia con su vestido antes del evento.

  • La ceremonia se lleva a cabo en el escenario de un hotel.

  • Quien declara a los novios marido y mujer es el presentador de la boda (mientras que la firma se lleva a cabo antes, en un ambiente nada solemne).

  • Se invita a mucha gente, pero no hay bailes, competiciones ni nada parecido.

  • La boda en sí se lleva a cabo durante el día y no dura más de 2 horas. Los invitados van a comer y a regalar dinero en sobres rojos. Los chinos no siempre pueden decir cuánto hay que poner en esos sobres: no hay una tabla o un conjunto de reglas. Incluso en familias diferentes, las cantidades serán distintas. Lo único claro en este sentido es que si se invita a colegas, entonces la norma es una cantidad de aproximadamente 30 USD.

  • Los invitados llegan con ropa casual. La novia se cambia el vestido 3 veces, las damas de honor usan el mismo modelo de vestido según la tradición estadounidense, y los invitados asisten en zapatillas, pantalones cortos, jeans y chaquetas. Por cierto, no es costumbre quitarse los abrigos en interiores.

  • Los novios no tienen su propia mesa, porque tienen un papel diferente: caminar entre la gente, recibir felicitaciones, beber y tomarse fotos con todos.

Sobre las supersticiones

  • Los chinos creen en la magia de las palabras, y todos los buenos augurios (así como los malos) se basan en su consonancia. Por ejemplo, la palabra “cuatro” en chino suena muy similar a “muerte”, por lo que el número 4 se considera de muy mala suerte. La palabra “pez” es similar a “riqueza”, por lo que el pescado se sirve en grandes fiestas y también se pinta en las decoraciones de Año Nuevo (pegatinas para las ventanas).

  • Por la misma razón, en China no puede regalarse un reloj: la palabra “reloj”, jong, suena como sungjon, “enterrar, participar en un funeral”.

  • Los chinos creen que es un buen presagio si se rompen unos platos. Por supuesto que, nuevamente, es debido a la consonancia de las palabras suei, “romper”, y el deseo popular de “paz para tu hogar” (suei suei ping an).

  • También construyen expresiones completas alrededor de la consonancia de los números y otras palabras. Por ejemplo, 520 (woo ar ling) suena como “te amo” (woo ai ni) para los chinos. Por lo tanto, el 20 de mayo se celebra una de las contrapartes chinas del Día de San Valentín. También está el número 1314 (i san i si), que suena parecido a “de por vida” (i shen i shi).

Sobre la comida

Este plato se llama malatang.

  • En mi país existen muchos estereotipos sobre la cocina china: se dice que la gente come insectos, cerebros de monos y solo Dios sabe qué más. Esto es parcialmente cierto, ya que China es un país enorme y cada región tiene su propia cocina. Yo vivo en una provincia central llamada Henan, la cual no es famosa por sus rarezas culinarias, por lo que personalmente no he encontrado comida que sea completamente salvaje para nosotros. Pero la verdad es que es muy probable que haya un pueblo en algún lugar de China donde la gente come cerebros de monos, perros, tortugas, insectos, etc.

  • Aunque comí tortugas e insectos incluso en la provincia de Henan. La sopa de tortuga es un plato tradicional que se sirve en las bodas. Simboliza la longevidad de la nueva familia, porque la tortuga vive durante mucho tiempo.

  • Con respecto a los insectos, en Henan son populares las cigarras: se fríen en aceite, crujen como galletas y tienen un sabor sorprendentemente agradable que recuerda a nuestros bocadillos secos para la cerveza.

Cena de una familia china. En el centro, las anteriormente mencionadas cigarras.

  • Es importante aclarar que estos productos “salvajes” son un manjar, y todos los días, los chinos comen las mismas verduras, pescado, cerdo, fideos, pan y ravioles que nosotros.

  • El formato de uno de los platos más populares al comer afuera consiste en que un grupo de gente se reúna en un restaurante, en una mesa con una estufa eléctrica en medio. Los clientes piden ingredientes crudos, el camarero les trae un recipiente con caldo y la gente cocina su propia comida. Probablemente sea difícil llamarlo un plato, porque no hay una receta específica, pero sí hay ingredientes populares: cordero cortado en rodajas finas, jamón, verduras, mariscos, tofu y fideos. A pesar de llevar 3 años viviendo en China, todavía no entiendo por qué a los locales les gusta tanto pagar por comida que ellos mismos deben preparar, pero este formato es popular en todas partes.

  • Lo que más me sorprende es la gran variedad de verduras y, en principio, lo que se llama comida en general. Aquí comen patas de pollo, brotes jóvenes de árboles, flores y distintas hierbas. Y ni siquiera sé los nombres de una gran cantidad de verduras, ya que la traducción no ayuda mucho: simplemente no existe nada parecido en mi país. Mi vegetal chino favorito es la raíz de loto.

  • Y, por supuesto, aún no he conocido a un solo local que prefiera la cocina occidental a la china.

Sobre el comportamiento en restaurantes

  • En los restaurantes de gama media, los utensilios se envuelven en papel film plástico, lo que garantiza su limpieza: el desembalaje (es decir, el uso) se paga (pero tiene bajo costo, alrededor de 0,20 USD). Los palillos se entregan por separado y de forma gratuita, y si lo deseas, puedes comer directamente del tazón/plato en el que te llevan la comida. Pero según la tradición, generalmente no se piden porciones individuales, sino que se colocan platos “comunes” en el centro y todos se sirven lo que quieren (como nuestro banquete de Navidad). Y en este caso, todos necesitan un plato individual, un vaso y posiblemente un tazón pequeño para arroz o sopa; y estos son los utensilios que se empaquetan. Al mismo tiempo, los chinos no confían en sus restaurantes. Por lo general, siempre habrá una pequeña tetera con agua caliente sobre la mesa: a menudo, los visitantes lavan sus platos y vasos con esta agua antes de usarlos.

  • Todos sabemos que los chinos comen con palillos. Pero si hay que comer con las manos (pizza, cangrejos, etc.), ellos generalmente lo hacen con guantes desechables. Los extranjeros que comen directamente con las manos son considerados salvajes.

  • A menudo se acostumbra a tirar la basura directamente debajo de la mesa, en el piso, especialmente en las áreas provinciales.

  • Si unos amigos comen juntos en un restaurante, generalmente no dividen la cuenta, sino que se pelean por ella (por quién la pagará completa).

Sobre la medicina tradicional

  • Los chinos creen que hay diferentes elementos en el cuerpo humano: fuego, tierra, metal, agua y madera. Cada uno es responsable del funcionamiento de ciertos órganos.

  • El elemento del que más hablan los chinos, incluso fuera del contexto médico, es el fuego (calor). El nivel de calor en el cuerpo puede controlarse mediante la nutrición: cada chino sabe qué alimentos “aumentan el calor” y cuáles lo “disminuyen”.

  • Así, los alimentos picantes y la carne “aumentan el calor”, y su exceso puede provocar inflamación de las membranas mucosas, erupciones cutáneas e indigestión. Las sandías, los pepinos y el agua “bajan el calor”. Sin embargo, si lo disminuyes demasiado, puedes provocar resfriados y debilidad.

  • Por ejemplo, si tu párpado inferior se inflama repentinamente, no necesitas correr al oftalmólogo: ¡solo es calor interno! Come pepinos y bebe agua: pasará solo.

Las salas individuales de karaoke son populares en todas partes.

  • Casi cualquier restaurante siempre tendrá salas VIP con una mesa redonda para desde 8 hasta 15 personas: a los chinos no les gusta estar en medio de mucha gente mientras se relajan con un grupo de amigos. Por la misma razón, el karaoke (la forma más popular de entretenimiento) no tiene lugar en un gran salón con un escenario, sino en pequeñas salas insonorizadas diseñadas para un solo grupo.

Sobre las relaciones entre personas

En Occidente, una persona es un individuo, y todo lo que está conectado con la individualidad y la libertad personal es de gran valor. En Asia (y especialmente en China), el enfoque no está en el individuo, sino en el colectivo, y las personas, en la mayoría de las situaciones, están realmente felices de sentirse parte de él. El culto occidental de la individualidad (“eres único y diferente de los demás”) se considera extremadamente egoísta aquí.

Los chinos pueden tener muy poco tacto, y las expresiones de preocupación son bastante directas. Sin ningún problema pueden decirte directamente a la cara: “Tienes un gran grano aquí, probablemente no comes bien”, o “Has engordado. Te enviaré un video con ejercicios, pruébalo”. Incluso tu novio puede llegar a decirte: “Querida, ¿qué te pusiste hoy? Te queda horrible. Vayamos a comprarte un vestido así te cambias”. Cuando mi suegra se enteró de que yo había comprado mi vestido de novia en mi país, dijo: “No era necesario, habríamos encontrado algo aquí. Después de todo, también hay mujeres gordas en China”. Por cierto, mi talla es 46.

  • Todavía es bastante típico que los chinos no conozcan a su pareja solos, sino a través de un casamentero. Este papel puede ser desempeñado por uno de los parientes o amigos en común.

  • Para los chinos, la familia es el valor más importante. Si dos jóvenes están saliendo, todos saben que es con el propósito de crear una familia.

  • En las relaciones, los hombres chinos generalmente cuidan mucho a sus mujeres y prácticamente las llevan en sus brazos. Una de las razones es que hay un desequilibrio demográfico en China: hay más hombres que mujeres.

  • Cuando una pareja está saliendo, ¡no es raro ver al chico ayudar a su amada a llevar incluso la cartera!

  • Para los chinos, el Año Nuevo es la fiesta principal. Por lo general, todos la celebran en el pueblo, con sus familias. Si un joven invita a una chica a celebrar el Año Nuevo con él en su pueblo natal, esta es una señal segura de que pronto habrá una boda.

  • Por lo general, incluso después de la boda y el nacimiento de un niño, los chinos prefieren vivir con sus padres, al menos hasta que el niño vaya al kínder o a la escuela. La razón es simple: los abuelos ayudan a criar a los hijos.

  • Los niños son lo más importante para los chinos, ya que se cree que serán los que cuidarán a sus padres cuando sean mayores. Esta regla es inmutable, y llevar a las personas mayores a un hogar de ancianos es una violación impensable del orden social. Vecinos, amigos, conocidos, incluso conocidos de conocidos, todos te juzgarán por hacerlo.

Sobre el dinero

  • Todos los billetes chinos tienen un retrato de Mao Zedong. Pero esto ya no es importante, porque el efectivo prácticamente se ha extinguido, e incluso los pagos con tarjeta son del siglo pasado. ¡Ahora escaneas un código QR con tu teléfono inteligente y listo!
  • ¿Creías que pagar con un teléfono inteligente era algo del futuro? Incluso este método está evolucionando, y en algunos lugares ya es posible pagar con... el rostro. Hay una cámara al lado de la caja. Esta reconoce al comprador y eso es todo: la compra se ha pagado.
  • Al mismo tiempo, el efectivo vivirá al menos para hacer los regalos tradicionales chinos (en sus respectivos sobres rojos) para una boda, el Año Nuevo, el nacimiento de un niño, etc. Para todas estas fiestas hay que regalar billetes en sobres de ese color.

Sobre la crianza y educación

  • Después del nacimiento del niño y el alta del hospital, la madre y el bebé deben estar en casa durante todo un mes. Durante ese período no se puede salir en absoluto. No hay excepciones para esta regla. Se cree que el niño necesita ese tiempo para fortalecerse, y la madre necesita descansar y recuperarse después de dar a luz. ¡Los conservadores insisten en que durante ese mes, la joven madre ni siquiera debería lavarse el pelo!
  • En China es bastante común que los niños sean criados solo por los abuelos. Los padres suelen estar muy ocupados en el trabajo, y a veces incluso trabajan en otras ciudades y ven a sus hijos 2 veces al año, por lo que la crianza recae en los hombros de los abuelos. Y generalmente son los padres del esposo, no de la esposa. Según la ley, la licencia de maternidad dura 3 meses, y la joven madre puede elegir cuándo tomarla (antes del nacimiento del niño o después). Sin embargo, la licencia de maternidad generalmente no se paga. Puede haber excepciones a estas situaciones, pero esto queda a criterio de los empleadores de la futura madre.

Hasta los 3 años, los niños chinos corren con el trasero desnudo (hay un corte especial en sus pantalones), y cuando necesitan ir al baño, se sientan justo donde estaban parados.

Hasta aproximadamente los 5 años, los niños en China pueden hacer prácticamente cualquier cosa que quieran, pero tan pronto como van a la escuela, los padres se vuelven mucho más estrictos: cargan a sus hijos con muchas actividades adicionales y les exigen que solo obtengan calificaciones altas. Por ejemplo, muchos admiten que la presión sobre los niños en la escuela incluso excede la presión sobre los adultos en el trabajo.

  • Cuando eres estudiante, sigues siendo un niño. Los estudiantes universitarios son felices de celebrar el Día del Niño (1 de junio) como su propio día festivo. La transición al rango de adulto ocurre después de la boda.
  • En la primera universidad donde trabajé, el campus estaba fuera de la ciudad, y se tardaba una hora en llegar allí en autobús. No había nada cerca además de la universidad, pero había una docena de pequeños hoteles alrededor. Durante mucho tiempo no pude entender con qué estaba relacionado eso: el lugar, francamente hablando, no era turístico. Un poco más tarde descubrí su verdadero propósito. Los estudiantes viven en dormitorios separados. No se permiten chicos en los de las mujeres, y no se permiten chicas en los de los varones. Adivina el propósito de estos hoteles por ti mismo.

Después de casi 3 años de vivir en China, entendí que realmente es posible encontrar un nuevo hogar en un país en el que nunca has soñado o siquiera imaginado vivir, y que los cambios globales en la vida no siempre son fáciles, pero usualmente valen la pena.

Imagen de portada Phạm Chung / Pexels
Bella y Genial/Humor/Una europea revela los mitos y verdades de vivir en China siendo extranjera
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos