Bella y Genial
Bella y Genial

15 Detalles que hacen que una mujer se vea descuidada, incluso si no es así

Hay que admitirlo: nadie, por más que lo intente, puede lucir perfecto. Y es que cuando se trata de vestirse, maquillarse, arreglarse el cabello, etc., las posibilidades de terminar con un resultado completamente distinto al que queríamos son grandes. Incluso cuando creemos que nos vemos divinas, puede haber pequeños detalles que no notamos, pero que los demás distinguen fácilmente, los cuales cambian su percepción sobre nosotras.

1. Desgaste y grietas en una bolsa

El uso constante de un bolso conduce inevitablemente a la aparición de rayones, grietas y manchas. Esto sucede tanto con modelos caros como económicos. Hay que controlar cuidadosamente el estado de los accesorios y ponerlos en orden a tiempo o deshacernos de ellos para siempre. Porque los hilos que sobresalen, las esquinas gastadas y la pintura descascarada en los accesorios crean una imagen descuidada y estropean la impresión que deja su portadora.

2. Zapatos incómodos

Los zapatos en los que es imposible moverse normalmente harán que la marcha sea inestable y torpe. La moda no siempre es racional, y a menudo las cosas que se ven hermosas en las modelos y, al parecer, decoran tu look mientras estás en el probador, en la vida real se convierten en un instrumento de tortura. Eso se vuelve evidente para los demás al instante, de modo que no quedará ni rastro de su brillo anterior.

3. Una postura encorvada

Las personas con buena postura causan buena impresión y exudan confianza. Pero nuestra vida está indisolublemente ligada a todo tipo de dispositivos, y mucha gente tiene un trabajo sedentario frente a una computadora. Las personas acercan involuntariamente la cabeza a la pantalla. Estas acciones primero crean una fuerte tensión en los músculos del cuello y la columna vertebral, y luego conducen al hecho de que la postura incorrecta del cuerpo se vuelva habitual.

Existe una manera fácil de saber si tienes problemas de espalda. Apóyate contra una pared con los omóplatos, las nalgas y los talones. Los pies deben estar rectos y la mirada debe estar dirigida hacia adelante. Párate en esta posición durante al menos 1 a 2 minutos. Si te sientes incómodo, entonces vale la pena comenzar a dedicarle tiempo a tu espalda. Por ejemplo, hacer ejercicios como inclinaciones, abdominales, estiramientos, etc.

4. Ajuste incorrecto de los jeans

No todos los jeans son iguales. Cualquier modelo que sea tendencia en este momento definitivamente estará contraindicado para alguien. Y también hay opciones que pueden estropear cualquier figura, creando volumen adicional, pliegues dudosos y acabando por completo con toda feminidad. Incluso los seguidores del estilo que está de moda hoy en día, el oversize, al elegir unos jeans deberían prestar atención a cómo se ajustan los pantalones a las caderas, especialmente en la parte de atrás. Después de todo, una de las peores cosas que pueden pasarle a tu look son unos vaqueros que cuelguen ridículamente.

5. Posición torcida de los pies

No hace mucho estaba de moda el pie zambo, que nos llegó desde Japón, donde las chicas no suelen tener piernas perfectas. Y muchos, al posar para una foto, ponían elegantemente las puntas de los pies juntas y los talones separados. La moda desafía explicaciones racionales, es un hecho. Y esta tendencia se fue, pero si el hábito se mantiene, es hora de empezar a controlar la posición de los pies. Porque torcidos, estos se ven poco saludables.

6. Ropa arrugada

El planchado lleva mucho tiempo y, para muchos, la tarea en sí es bastante tediosa. Además, el estilo descuidado ahora está de moda, por lo que varios, considerándolo una tendencia, han comenzado a prescindir del planchado. Sin embargo, solo unos pocos, que saben exactamente cómo combinar prendas así, pueden lucir elegantes y con estilo en un atuendo sin planchar. La mayoría de las veces, la gente tiene la impresión de que la fashionista vestida así es descuidada, especialmente si no es verano.

7. Ropa que no se ajusta a tu tipo

Cada chica tiene su propio tipo: dramático, romántico, natural, clásico y gamine (más en este artículo). Y gracias a esta tipología, las mujeres pueden formar fácilmente un vestuario capaz de enfatizar el carisma y las ventajas de su apariencia. Por lo tanto, incluso la ropa más a la moda, femenina o cara, puede parecer ridícula en una persona y quedar increíblemente bien a otra.

8. Talla de ropa seleccionada incorrectamente

Uno de los errores más habituales a la hora de crear una imagen es elegir prendas demasiado grandes o pequeñas. Esto afecta en gran medida la percepción de la figura. Por ejemplo, debido a la ropa interior demasiado ajustada, aparecen rollos en la parte posterior y a los lados del cuerpo, incluso en las chicas delgadas. Por otro lado, los pantalones demasiado grandes arruinan visualmente las proporciones y agregan volumen.

Ten en cuenta que la ropa oversize también tiene una talla adecuada para ti. Y si tu figura ha cambiado, entonces no hay que hacer intentos heroicos de meterte en una falda vieja: obstaculizará tus movimientos y prácticamente gritará que es demasiado pequeña para ti. Al elegir ropa, debes enfocarte en tu reflejo en el espejo y en la comodidad, y no en los números y las letras en la etiqueta de la prenda.

9. Cinturón con defectos

Los pequeños detalles crean una imagen única. Un cinturón de calidad puede llevar cualquier atuendo al siguiente nivel. En las tiendas del mercado masivo, los vestidos o abrigos a menudo se venden junto con un cinturón de baja calidad. Pero el problema es que los económicos se deslaminan y los agujeros se rompen después de unos meses de uso. Y eso se nota mucho. Por lo tanto, puedes tirar esos accesorios sin piedad y reemplazarlos por uno solo, pero de alta calidad.

10. Vaqueros estirados

Si tus jeans se estiran un poco con el tiempo, no sigas usándolos de la misma forma que antes. En ellos, la figura se verá desdibujada, y los pliegues comenzarán a acumularse en el área de las caderas y las rodillas. La salvación de la tela abultada puede ser una tendencia actual: jeans con agujeros en las rodillas. Y para un ajuste más cómodo, deben coserse o lavarse en una lavadora a una temperatura de 95 °C. La máquina de lavar debe detenerse antes de que comience el ciclo de enjuague. El ciclo de lavado se reinicia sin jabón en polvo, por lo que el enjuague también se realizará con agua caliente.

11. Pantimedias mal adaptadas al color de la piel

Un detalle tan aparentemente insignificante puede influir en la opinión de los demás sobre el gusto de la mujer y sobre su figura en general. Las medias deben elegirse de modo que coincidan en la medida de lo posible con el tono de la piel de las manos. Además, deben simplemente complementar la imagen, sin convertirse en un acento. Así, las piernas se verán visualmente más largas y delgadas. Las pantimedias que son muy diferentes en color del resto de las prendas crean una franja horizontal extra y agregan visualmente centímetros adicionales.

12. Zapatos gastados

Nada estropea más un look que unos zapatos sucios y descuidados. Unas botas con piel gastada o con suciedad y salpicaduras enseguida llaman la atención, y su dueño automáticamente parece una persona descuidada. Por supuesto que es bastante difícil asegurarse de que los zapatos estén siempre 100 % limpios. Pero cuando regreses a casa, adopta la costumbre de limpiar el calzado: así siempre causará una buena impresión y durará más.

13. Tatuaje de cejas demasiado evidente

Algunos especialistas eliminan completamente las cejas del cliente y dibujan un contorno de la forma deseada. Pero el resultado se ve extremadamente antinatural. Además, muchos pigmentos comienzan a cambiar de color con el tiempo: se vuelven verdes, azules e incluso rojos. Hoy en día, están de moda las cejas naturales prolijas, porque no hay nada mejor que la forma que nos da la naturaleza. Y solo necesitan un poco de ayuda.

14. Vista del peinado desde atrás

Después de comprobar nuestro reflejo en el espejo de frente, pensamos que todo está bien con nuestro cabello. Sin embargo, la vista desde atrás puede resultar decepcionante. Así le sucedió a Britney Spears en una ceremonia de entrega de premios: en el frente tenía un peinado perfecto, pero en la nuca había cabello enmarañado que estropeaba toda la imagen.

Por eso, antes de salir, es mejor mirarse en un espejo pequeño: tómalo en tus manos, dale la espalda al espejo grande y atrapa el reflejo de la parte de atrás de tu cabeza en el pequeño. De la misma forma puedes verte de costado.

15. Base solo en la cara

La piel de la cara de mucha gente es más oscura que la del cuello. Dado que el rostro es una zona abierta del cuerpo, también recibe más sol. Esto se nota especialmente en verano: la cara se broncea y el cuello permanece blanco. En cuanto a la base, muchas la eligen para que coincida con el tono del rostro, y cuando se la aplican, la difuminan, como mucho, hasta el final de la línea de la mandíbula. Y todo el mundo ve el claro contraste. La cara luce como una máscara naranja. Una base demasiado clara dará el mismo efecto, pero con un tono diferente. Es mejor utilizar varios tonos para crear un color natural.

¿Ya habías notado este tipo de detalles? ¿Cuál otro añadirías al artículo?

Bella y Genial/Estilo/15 Detalles que hacen que una mujer se vea descuidada, incluso si no es así
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos