Bella y Genial
Bella y Genial

10 Escenas de películas en las que, sin planearlo, los actores tuvieron reacciones 100 % reales

Nuestros actores favoritos suelen trabajar muy duro para lograr actuaciones épicas que nos llenen de emociones: ensayan, analizan el texto y realmente se meten en la piel del personaje. Sin embargo, en ocasiones, alguna circunstancia externa puede llevar a que alguien se salga un poco del guion y las reacciones de los actores se vuelvan 100 % reales.

En Bella y Genial, te compartimos algunos de los mejores momentos en que, ya sea por decisión del director o por improvisación de algún actor, las reacciones en el set no fueron actuadas, sino completamente genuinas.

1. Andrew Garfield, Tom Holland y Tobey Maguire (Spider-Man: Sin camino a casa)

Después de toda la expectativa que generó el estreno de Spider-Man: Sin camino a casa, los fans se han encargado de reunir todo tipo de datos curiosos sobre la película, pero quizá uno de los que más conmovió fue el que te vamos a platicar. Justo antes de la batalla final, están reunidos los tres Spider-Man y el personaje de Andrew Garfield les dice a los otros dos: “Los amo, chicos”. Esta línea no estaba en el guion, por lo que las reacciones de Holland y Maguire son completamente auténticas.

2. Kate Winslet (Titanic)

En la película hay una escena en la que Rose va a buscar a Jack y se mueve por los pasillos inundados de agua. El agua fue traída del océano Pacífico, por eso estaba muy helada. Cuando Kate Winslet se sumerge por primera vez, suspira muy fuerte y bruscamente por el frío. Este momento quedó en la película.

3. Finn Wolfhard, Sophia Lillis, Jaeden Martell y los demás niños actores (Eso)

Antes de filmar la escena del garaje con el proyector, a los actores no les habían mostrado a Bill Skarsgård maquillado y con vestuario.

Por lo tanto, en el momento en que los desafortunados niños ven por primera vez al payaso espeluznante en el proyector, se asustan de verdad. De esta forma, vemos verdades emociones de terror.

4. Bill Murray y Dan Aykroyd (Los cazafantasmas)

En la escena de la biblioteca, un miembro del equipo de filmación pateó accidentalmente una estantería y se cayó con estrépito. Los actores brincaron de sorpresa y se dieron la vuelta. Luego, Bill Murray miró casualmente a Dan Aykroyd y le preguntó: “¿Te ha pasado esto antes?”, Aykroyd negó con la cabeza. Y después, Murray agregó: “¿Oh, es la primera vez?”. En respuesta, Aykroyd solo asintió.

Al director Ivan Reitman le gustó tanto la improvisación de los actores que decidió dejar esta escena en la película.

5. Tom Felton (Harry Potter y la cámara secreta)

Hay un momento divertido al final de la segunda película de Harry Potter en el que el profesor Dumbledore elogia a Hagrid en el gran salón. Luego, todos los estudiantes se ponen de pie y aplauden. Todos lo hicieron, excepto los de Slytherin, quienes normalmente se sentaban con caras descontentas. Sin embargo, por costumbre, Crabbe, uno de ellos, se levantó y comenzó a aplaudir, pero Draco Malfoy, que estaba cerca de él, lo jaló.

Lo que pasa es que esta escena no estaba escrita en el guion. El actor Jamie Waylett olvidó que no tenía que levantarse. Por lo tanto, Tom Felton jaló de forma molesta a su compañero para que no arruinara la escena.

6. Gary Oldman (El profesional)

En esta clásica película de Luc Besson, hay una escena que se volvió mítica por el nivel de actuación de todos los involucrados: es cuando el personaje de Gary Oldman grita: “¡Tráiganme a todos!”. Oldman contó en una entrevista que, para hacer reír al director, le dijo al sonidista que se quitara los audífonos y, ya en la toma, gritó el texto lo más fuerte que pudo. Aunque solo fue una broma, a Besson le encantaron las reacciones de real sorpresa del resto del elenco y decidió usar la toma.

7. Georgie Henley (Las crónicas de Narnia: El león, la bruja y el ropero)

Andrew Adamson, el director de la película, decidió no mostrarle a la pequeña actriz el escenario que se construyó para el mundo de Narnia. Así que, cuando Lucy pasa a través del armario, realmente sale a un bosque nevado fascinante por primera vez. De esta forma, la reacción de la niña al mundo mágico es genuina.

8. Tom Hiddleston (Thor)

El papel del dios Odín se lo dieron al magnífico Anthony Hopkins. Tuvo la oportunidad de demostrar su talento en la escena de la expulsión de Thor de Asgard. El director permitió que el actor improvisara. Como resultado, obtuvimos un poderoso monólogo de Odín, el cual después evocó muchas emociones de las personas en el set. En particular, del actor que interpretó a Loki. En esta escena, se ve que sus ojos se llenan de lágrimas, y no fue una actuación.

9. Chris Langham (La vida de Brian)

En la escena en la que el patricio pronuncia el inusual nombre de su amigo ante el soldado, este último apenas logra contener la risa. El soldado fue interpretado por un extra. No le advirtieron lo que sucedería en la toma, sino que simplemente le pidieron que no se riera.

10. Daniel Radcliffe, Rupert Grint y Emma Watson (Harry Potter y la orden del Fénix)

Harry, Ron y Hermione están en la sala de Gryffindor y discuten el beso entre Harry y Cho Chang. Hermione pronuncia un gran sermón sobre los sentimientos y termina con la frase:Just because you’ve got the emotional range of a teaspoon (solamente porque tienes el rango emocional de una cucharadita)”. Esta frase estaba en el libro y en el guion, pero sonaba tan ridícula e hilarante que los tres comenzaron a reírse de verdad al final de la escena.

¿Te imaginabas que estas escenas eran resultado de una improvisación o de reacciones genuinas de los actores? Al parecer, así sucede en la vida: muchas veces, lo que no está planeado es lo que mejor funciona, ¿no crees?

Bella y Genial/Famosos/10 Escenas de películas en las que, sin planearlo, los actores tuvieron reacciones 100 % reales
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos