Bella y Genial
Bella y Genial

16 Detalles de decoración que hacen que tu casa luzca vieja

¿A quién no le gusta tener su casa bonita y acogedora? Siempre estamos buscando maneras de renovarla para sentirnos bien en ella. Pero, a veces, no sabemos por dónde empezar para darle un cambio de 360°. Si lo que quieres es modernizar tu hogar, debes prestar atención a ciertos detalles, como el tipo de suelo y cortinas o las manijas de los muebles. Reemplazarlos por otros más actuales, pueden hacer una diferencia notable.

1. Encimera laminada

Una encimera laminada es la variante más asequible y conveniente, en especial si no deseas gastar mucho. Sin embargo, seamos sinceros: se han vuelto obsoletas. Ahora los materiales naturales son más buscados. Por ejemplo, la piedra. Pero esta no es la opción más económica y no todo el mundo puede permitirse ese lujo. Afortunadamente, existen alternativas artificiales a la piedra e incluso a la madera; son mucho más baratas, pero al mismo tiempo se ven muy bien.

2. Papel tapiz

El uso del papel tapiz es mucho más antiguo de los que pensamos. A nuestras abuelas y mamás les encanta, pero nosotras ya optamos por diseños más sencillos. En la actualidad, es muy común pintar las paredes de colores sólidos y no tan llamativos, pues se ha optado por el minimalismo. Además, los tonos claros amplían el espacio y dan mayor iluminación. Si quieres darles un toque de color, puedes dibujar figuras en ellas, o pintar el techo de otro tono al de las paredes.

3. La cocina de un color llamativo o con imitación de madera

Los muebles de cocina de madera fueron populares en los años 80 y 90. Sin embargo, desde hace un tiempo han pasado de moda. Ahora son tendencia las alacenas de un solo color, en especial de tonos blancos y grises. Por lo tanto, si quieres crear un interior más moderno, puedes pensar en cambiar o pintar las puertas (siempre y cuando te guste la cocina que tienes ahora). O como alternativa, puedes tomar una decisión drástica y comprar una cocina nueva.

4. Cenefa decorativa en papel tapiz y en loseta

Antes se consideraba algo lujoso adornar la pared y la unión de la pared y el techo con una cenefa decorativa colorida para marcar el límite. De esta manera, también se realizaba la zonificación entre la parte inferior y la parte superior de la pared. Por ejemplo, si se planeaba que la parte inferior fuera de un color oscuro y la parte superior de un color más claro. Sin embargo, este elemento de decoración era común en los años 90. Ahora, para que el interior se vea más moderno, no es necesario esforzarse tanto: es suficiente con pintar todas las paredes de un solo color (o pegar un papel tapiz de un tono) y resaltar solo una pared.

5. Las puertas bajas

Las puertas estándar tienen 2 metros de altura. Y esto es suficiente para vivir cómodamente. Sin embargo, una puerta 20-30 cm más alta se verá mucho mejor, ya que aumentará visualmente la altura de la habitación. En los interiores modernos, este método se usa cada vez con más frecuencia, y no importa cuánto cambie la moda, nunca sobrará tener más espacio. Por supuesto, no siempre es posible reemplazar todas las puertas de la casa. Para estos casos, existen paneles especiales que se colocan sobre el hueco de la puerta y también aumentan visualmente la altura del techo.

6. Los muebles hechos con el mismo estilo

Estamos acostumbrados a que los muebles normalmente se vendan en conjuntos. Por ejemplo, un sofá y dos sillones del mismo color o un mueble de TV, una cómoda y unas repisas hechas con el mismo material. Sin embargo, ahora todo esto se ve aburrido y demasiado predecible. Por lo tanto, si quieres darle vida a tu interior, entonces es mejor comprar un sofá de un color tranquilo para combinarlo con las paredes y complementarlo con un sillón de un color llamativo, que se puede combinar con una decoración pequeña.

7. Muchas fotos pequeñas en las paredes

Antes solíamos decorar las paredes con fotografías que relataban las etapas de nuestra vida y nuestros logros. Actualmente, los cuadros más grandes son preferibles para adornar el interior. Es mejor colgar un lienzo grande en la pared que una docena de marcos pequeños que realmente nadie va a ver. También puede ser una composición de varios lienzos, pero de todos modos tienen que ser más grandes que una caja de cerillos. Al mismo tiempo, no es necesario colgar una réplica de una obra de un artista famoso: hasta el dibujo de un niño o una pintura de un artista amateur se verán originales en un bonito marco. Lo principal es que la elección refleje el mundo interior de los anfitriones.

8. La única fuente de luz es una lámpara de techo

Estamos acostumbrados a que la habitación esté iluminada por una lámpara de techo y, como máximo, puede haber una pequeña lámpara cerca del sofá. Sin embargo, en un interior moderno, la iluminación juega un papel mucho más importante que antes y, al mismo tiempo, la lámpara de techo ha dejado de ser un elemento principal. Ahora una recámara puede contar con varias fuentes de luz y no es necesario que sean del mismo estilo. A su vez, la lámpara se convierte en un elemento decorativo y nada más.

9. Bisagras y manijas antiguas

Los pequeños detalles, también pueden hacer que una casa luzca más avejentada. Por ejemplo, las bisagras o manijas de puertas o cajones. Cada época tenía sus propios diseños, por eso, las manijas o bisagras antiguas pueden lograr que un mueble nuevo luzca como antiguo. Ahora, las manijas son mucho más sencillas y sin mucho diseño. También, son de otros materiales como el latón, cromo o níquel.

10. Algunos tipos de plantas de interior

Irónicamente, las plantas de interior también pueden ser actuales o volverse obsoletas. Pensarás: ¿cómo podrían pasar de moda las plantas? Sin embargo, muchas personas asocian una planta tradescantia o un helecho con la casa de una abuelita, un hospital e incluso con una escuela. Entonces, mejor olvídate de la hiedra y plántala en el jardín o en la entrada de la calle; las plantas con grandes hojas redondas son mucho más adecuadas para un hogar moderno.

11. Las texturas similares de la madera

A menudo, para el diseño de interiores, se usa una textura de roble. Nuestros ojos han estado acostumbrados durante mucho tiempo a ver parqué de roble, puertas y losetas del mismo tipo; pero con el paso del tiempo, este tipo de conjuntos han comenzado a parecer demasiado conservadores. Los diseñadores aconsejan combinar diferentes tipos de madera para que el interior se vea más elegante y memorable. El parqué de roble se combinará perfectamente con las paredes que dividen el espacio o con muebles de color nogal.

12. Linóleo

Este tipo de piso ha sido popular durante mucho tiempo por su bajo costo y su fácil instalación. Sin embargo, poco a poco el linóleo ha ido pasando de moda, y ahora se puede ver principalmente en grandes instituciones y establecimientos. En el hogar, incluso el suelo laminado más económico se verá mejor y resultará más conveniente, especialmente porque los precios se han vuelto bastante razonables y este material te puede servir durante más tiempo.

13. Juntas entre los azulejos

La forma más segura de darte cuenta de que no se ha realizado una remodelación de tu hogar en bastante tiempo es ir al cuarto de baño. El surtido de las tiendas de losetas sigue claramente las tendencias principales, y, por lo tanto, allí se le ofrecen al comprador potencial las losetas que están de moda. Sin embargo, la tendencia va cambiando y no todo el mundo puede hacer remodelaciones en el cuarto de baño cada 5 años. De este modo, es mejor gastar una vez, pero en los materiales que seguirán estando vigentes durante muchos años. Por ejemplo, puedes comprar losetas de piedra natural, dado que casi no pasan de moda y se ven muy bien. Si esta es una opción demasiado cara, entonces puedes encontrar una loseta de un solo tono que sea de piedra artificial.

14. Estuco con textura

No cabe duda de que las olas, los ornamentos y las flores realizadas en las paredes con pasta texturizada son un gran trabajo para el pintor y representan muchos gastos para el cliente. No obstante, sigue siendo un hecho que tales elementos de diseño no permanecen mucho tiempo a la moda. Y si en los 2000 las paredes con revestimiento texturizado parecían un lujo, ahora solo te hacen sonreír. Cuando se trata de decorar las paredes, es mejor optar por la simplicidad y la naturalidad. Por ejemplo, puedes decorarlas con ladrillos, paneles de madera o simplemente pintándolas.

15. Tul de encaje

Hace 5-10 años, aún se podían ver cortinas de tul con una amplia variedad de colores en todas las ventanas. Sin embargo, actualmente las cortinas sin ornamentos se han vuelto tendencia. Por otra parte, los diseñadores prefieren materiales naturales como el lino, en especial en tonos naturales. Además del lino, las cortinas de bambú también están de moda. El tul de un solo tono es especialmente popular: se puede combinar con cualquier estilo.

16. Cortinas gruesas

Las cortinas pesadas se utilizaban mucho en épocas pasadas para no dejar pasar la luz. Si lo que quieres ahora es modernizar tu hogar, basta con quitar las cortinas más gruesas y dejar las transparentes. Por lo general, estas son de un color neutro y claro, lo que también hace que el espacio se vea más grande. También, puedes probar colocando persianas.

¿Qué otros objetos o decoraciones del hogar crees que ya pasaron de moda? ¿Cómo te gusta decorar tu casa?

Imagen de portada Max Vakhtbovych / Pexels
Bella y Genial/Hogar/16 Detalles de decoración que hacen que tu casa luzca vieja
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos